Arcos del Monasterio San Francisco

Son los restos de lo que, en el siglo XIV, fue un convento de franciscanos en estilo gótico sobrio. Estaba ubicado en la parte baja del pueblo conocida como “camino de los franceses” por los peregrinos que por allí pasaban.

La orden lo tuvo como colegio y noviciado hasta que, en el siglo XV, dejó de dedicarse a la enseñanza gratuita o tareas de caridad y fue desamortizado arruinándose, tras lo cual, el solar pasó a ser cementerio municipal hasta el año 1889.