Construcción del siglo XIV. Situado a tres Km. antes de llegar a Castrojeriz, viniendo por el camino de Santiago, los restos del templo configuran el umbral anticipado de esta villa que recibe a los peregrinos a través de su famoso arco.

Antigua casa general de los Antonianos, orden dedicada a la atención de los peregrinos. La entrada a la iglesia se hacía por una portada con seis arquivoltas adornadas de estatuas, entrada protegida por un arco elevado del siglo XVI. Disuelta la orden a finales del siglo XVIII, sus bienes pasaron a la Colegiata.